RECURSOS
Introduce aquí el subtítular

Grandes preguntas y respuestas

¿EXISTE DIOS?

¿CÓMO ES DIOS?

CREER Y SABER

¿POR QUÉ SUFRIMOS?

DIOS SE REVELA

¡DÉJATE AMAR!

JESÚS: la película

Conocer es amar

Textos fundamentales

50 preguntas sobre Jesús

Conocer para comunicar

Preguntas sobre nuestra fe

Jesús y las religiones

Historia de la Iglesia


Las religiones son la manifestación y la expresión del ser humano por llegar a Dios, mientras que el cristianismo es la manifestación del deseo de Dios por alcanzar el corazón del ser humano por medio de Jesucristo. Para ello, Dios se abajó y se acercó tanto a nosotros que se hizo hombre; uno como nosotros, igual en todo excepto en el pecado. Este es el gran misterio de amor, la Encarnación de Dios, el Dios único que ha tomado nuestra condición (Jn 1,1-14; Flp 2,6-11; Col 1,15-20).

Jesús dijo: Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie va al Padre sino por mí." (Jn 14,6)

El hecho de que Jesús sea el único camino a Dios no quiere decir simplemente que eliminamos a todas las demás religiones como equivocadas o diabólicas. La afirmación de Jesús no quiere decir que algunas partes de la verdad no se puedan encontrar en otras religiones:

  • Dios se ha revelado parcialmente en la creación y la cúspide de su creación es la vida humana; por tanto, la evidencia que nos ofrece la creación está a disposición de todos y puede ser encontrada en otras religiones
  • El ser humano, creado a imagen de Dios, tiene una conciencia que le permite distinguir el bien del mal; por tanto, no es de sorprender que la "regla de oro" (trata a los demás como quieres que ellos te traten a ti - Mt 7,12) esté contenido en casi todas las religiones
  • En cada corazón humano hay un hambre de Dios (Ecl 3,11), un vacío con la forma de Dios que nada ni nadie más lo puede llenar; por tanto, es comprensible que encontremos cosas buenas en muchas religiones, debido a que ese hambre nos lleva a buscar a Dios

Sin embargo, también es ilógico afirmar que todas las religiones son igualmente verdaderas, así como que todas las religiones llevan a Dios. Ninguno de nosotros puede encontrar a Dios por sí mismo, pero Dios mismo es quien se ha revelado en la persona de Jesús que es "la verdad". Solo en Jesucristo podemos encontrar esa verdad infalible y plena. Por tanto, al comparar las otras religiones con la Revelación de Dios en Jesucristo, veremos que contienen tanto verdad como error.